Viaje a Ayna en Albacete. El viaje a la Suiza manchega.

Nuestro viaje a Ayna en Albacete ha sido inolvidable

Hemos descubierto uno de los rincones más bonitos de España gracias al Viaje a Ayna en Albacete. Ahí se ha podido disfrutar de un clima agradable para agosto, de una naturaleza inabarcable y de unos rincones con mucho encanto.

Cambio de destino huyendo de masificaciones

En un primer momento íbamos a optar por un destino de playa donde poder descansar, una zona de relax en la que disfrutar del hotel y sus instalaciones. Pero finalmente, pensando que posiblemente nos encontráramos con mucha gente, decidimos cambiar el destino a uno en el que no hubiera grandes grupos de personas.

Desde un primer momento la zona de Ayna fue la candidata con más posibilidad y tras valorar bien los demás pueblos que podríamos visitar alrededor nos decidimos finalmente por pasar las vacaciones del 2020 disfrutando de un viaje a Ayna en Albacete.

Alojamiento como en casa

El alojamiento elegido para pasar estos días fue el Hotel Felipe II en Ayna. Es un hotel de 2* pero incomprensiblemente en el mundo de las estrellas hoteleras, merece más. La calidad, el servicio, las instalaciones, el trato de los trabajadores…todo fue de sobresaliente. Los trabajadores miman a los huéspedes y nos sentimos como estuviéramos en nuestra propia casa.

El hotel tiene piscina por lo que es un punto también muy interesante ya que después de haber recorrido las calles de Ayna o alguna de sus rutas de senderismo, el baño en la piscina reconfortaba. Es una piscina semicubierta (pienso que en invierno la cubrirán entera). El sitio en el que se encuentra el hotel es espectacular. Se sitúa sobre un cortante encima del valle desde el que las vistas son impresionantes.

Hotel Felipe II en Ayna visto desde abajo
Hotel Felipe II en Ayna visto desde abajo
Vista desde el comedor del hotel
Vista desde el comedor del hotel

Nosotros cogimos la pensión completa para evitar los cruces con personas ajenas en bares o restaurantes debido a precauciones por el Covid19. De esta forma, desayunábamos temprano y emprendíamos marcha para visitar Ayna y algunos pueblos de alrededor. Y a la hora de comer estábamos ya en el hotel. Por la tarde baño en la piscina y salíamos andando a recorrer las zonas de agua por las que pasa el Río Mundo cerca del hotel, una auténtica maravilla.

 

Espectáculos de agua cerca del hotel
Espectáculos de agua cerca del hotel

Ayna y su entorno

La población de Ayna es de apenas 600 habitantes, un núcleo urbano pequeño pero con mucho encanto que te hará quedar encantado de estar ahí. Es una población de callejuelas angostas decoradas con mucha vegetación y mucho mimo por sus ciudadanos que tienen su  tierra muy bien cuidada. Si dijéramos que estábamos buscando rincones con encanto, en nuestro viaje a Ayna los veíamos en cada momento y es por eso sobre todo que es muy recomendable visitarlo.


La vinculación de la población de Ayna con el agua le da una vida espectacular al ambiente con canales, compuertas, acequias, fuentes, saltos de agua y la Ribera del Río Mundo, que es uno de los encantos de Ayna.


Algunas de las casas de Ayna mantienen un estilo muy característico de Castilla La Mancha con balcones y balaustradas de madera muy bonitas.


¿Sabes que en Ayna se grabó una gran película del cine español?

En el año 1989 se graba la película de José Luis Cuerda: “Amanece que no es poco” en la que participan grandes actores como Antonio Resines, Gabino Diego, Pastora Vega y Enrique San Francisco entre muchos otros más.
Se trata de una película en clave de humor surrealista que muestra la idiosincrasia de estos pueblos de montaña. Sin duda, una obra del cine español muy recomendable para ver y pasar un buen rato.

Qué ver en Ayna

Como decíamos unas líneas más arriba, el paseo por esta población esconde muchos rincones con encanto que harán que disfrutes de un paseo muy agradable. Pero si eres de los que les gusta conocer todos los puntos de interés de los destinos que visita (como yo) entonces tendrás que recorrer varios lugares.

CAMISETA DE ICONOS "LIVE & TRAVEL" DE VOLARE
CAMISETA DE ICONOS “LIVE & TRAVEL” DE VOLARE

Si te gustan las visitas espectaculares de la naturaleza, uno de los sitios al que tienes que asomarte es el Mirador del Diablo, lugar desde el que se contempla una vista sobrecogedora del pronunciado valle por el que discurre el Río Mundo. Visita también la Cueva de los Moros, los estos del antiguo Castillo de Yedra y además podrás disfrutar de arte rupestre en la Cueva del Niño.

No te olvides del Rincón de la Toba, un idílico rincón de la naturaleza para relajarte.
En cuanto al núcleo urbano es muy recomendable que visites la Ermita de Nuestra Señora de los Remedios y la Iglesia de Santa María de lo Alto. Además mientras vayas recorriendo las calles y los lugares de Ayna te encontrarás con muchos elementos que homenajean el rodaje de la película “Amanece que no es poco” y podrás fotografiarte en algunos de ellos siendo parte de la escena.

Sin duda, recomendamos el viaje a Ayna para pasar unos días y disfrutar de esta maravilla de pueblo. Muy bonito.  Tengo que añadir, que en el hotel Felipe II que fue en el que nos alojamos, la seguridad respecto al Covid19 es bastante buena, en todo momento tuvimos a nuestra disposición gel, todas las personas van con mascarillas y se guardan distancias de seguridad entre personas. Por lo que también es recomendable si necesitas escaparte unos días pero el Covid19 te preocupa.

En Viajes Volare podrás encontrar grandes ofertas para disfrutar de una escapada a Ayna con las mejores tarifas. Consulta en el 663291617

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *