MUSEO DE TAPICES DE PASTRANA (GUADALAJARA)

Después de una buena comida repusimos fuerzas para seguir conociendo Pastrana. La comida la hicimos en el Restaurante Casa Moratín que nos gustó mucho y lo recomendamos si estáis por la zona. Nos dirigimos de nuevo a otro de los puntos interesantes de esta localidad. Ahora tocaba visitar la Colegiata, con la Cripta donde está enterrada la Princesa de Éboli y el Museo de Tapices de Pastrana que nos dejó a tod@s muy sorprendid@s.
Empezamos por conocer la historia del edificio, posteriormente la cripta donde descansan los cuerpos de miembros de la realeza, entre ellos, el de la Princesa de Éboli. Y a continuación pasamos a conocer las salas dedicadas a los tapices.
Al entrar a la primera sala impacta el tamaño de los tapices ya que son de grandes dimensiones. La sala es rectangular y un pasarela central, algo elevada respecto al suelo de la sala, sirve de ejemplo central para que los espectadores puedan contemplar los tapices desde una distancia prudencial pero cercana para poder fijarse en cada detalle.
Una expresión al entrar: “wow”
Es impresionante ir fijándose en los detalles de los tapices. En la primera sala a la que entramos tenía 5 tapices relacionados entre sí ya que cuentan la historia de la conquista de dos ciudades africanas (no vamos a hacer “spoiler” porque da mucho gusto escuchar a los guías explicando el significado de las escenas). Resulta algo completamente alucinante prestar atención a los rostros representados ya que no siguen un patrón repetitivo sino que son rostroa personalizados. Entre ellos se puede distinguir a muchos protagonistas de las escenas mostradas.

La siguiente sala a la que entramos seguía la misma disposición que la primera y los tapices volvían a ser de una gran belleza y de gran tamaño de nuevo. Esta vez con escenas diferentes que volvían a seguir un programa iconográfico muy interesante contando una historia a quienes los observen.

Continuando con la visita llegamos a dos salas en las que se muestra obras de arte y objetos litúrgicos utilizados en ceremonias religiosas. Pero sobre todo destaca una serie de elementos decorativos que formaron parte de la “pompa fúnebre” de la princesa de Éboli y de su marido. 

Recomendamos al 100% la visita a este museo. Es muy completa: colegiata + cripta de la Princesa de Éboli + colección de tapices + colección religiosa + visita guiada por expertos y sobre todo, amantes de su patrimonio. La visita guiada fue excelente. El precio fue de 5€ por persona pero lo único malo es que tiene que haber un grupo de 5 personas como mínimo para que se efectúe la visita. Nosotros éramos 4 pero el dia que fuimos había otras personas que también estaban interesadas en conocer este museo y pudimos entrar siendo unas 12 personas aproximadamente. 
Sin duda, por este motivo y otros muchos más, la Villa de Pastrana merece ser visitada. Puedes alojarte en la misma localidad o en lugares cercanos como Guadalajara o Alcalá de Henares. Aquí puedes encontrar tu alojamiento en Pastrana al mejor precio:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *