Museo de la Semana Santa de Cáceres

Nuestra visita a Cáceres fue muy ligera, apenas estuvimos un día pero pudimos aprovechar muy bien para visitar la cuidad y conocer alguno de sus rincones más interesantes. En Viajes Volare Librilla nos habían organizado una ruta visitando varias ciudades y durmiendo en diferentes sitios para poder aprovechar al máximo nuestros días de vacaciones por Extremadura.

En Volare nos habían recomendado algunos bares donde a la bebida le ponían un acompañamiento de tapas enorme con el que casi ya salías comido de algún bar. Así lo hicimos y de verdad que tenían razón. En el primer sitio que fuimos nos pedimos unos refrescos y nos trajeron unas tapas a cada uno que practicamente eran un plato de comida. A mi me trajeron un plato de patatas fritas con salchichas caseras troceadas y tomate frito. Y a mi acompañante le pusieron una patata asada (bastante grande) con un huevo frito por encima y virutas de jamón serrano. En la segunda ronda de refrescos nos pusieron un sándwich vegetal y montadito de ternera con queso untado en el pan. Buenísimo todo.
Pero además también hicimos caso a las recomendaciones de Volare que nos dijeron que visitáramos el museo de la Fundación Mercedes Calles y el Museo de la Semana Santa.
Visitamos los dos y la verdad es que el Museo de la Semana Santa nos gustó mucho. Es un museo pequeño, con pocos elementos expuestos pero tiene mucha importancia lo que destacan en este Museo. Nos gustó mucho una parte interactiva del museo en el que por medio de un simulador anclado a la pared puedes cargar sobre tu hombro con el peso de un trono de Semana Santa y comprender el sacrificio que supone para los costaleros. Pero si hubo algo que nos encantó de este museo fue la magnífica maqueta que está expuesta. Se trata de una maqueta que representa la Plaza Mayor de Cáceres con una procesión de Semana Santa. No le faltaba ningún detalle  esta maqueta.
Esperamos poder volver por esa tierra extremeña pronto y volver a disfrutar de todos sus encantos.
El museo está abierto todos los días de martes a domingo de las 10:00 a las 14:00 y por las tardes abre de las 16:30 a las 19:30. En verano, por las tardes abre y cierra una hora más tarde, es decir, de las 17:30 a las 20:30. Los lunes está cerrado. La entrada es gratuita y la localización es muy fácil ya que se encuentra muy céntrico. La situaciones del museo es muy impresionante también ya que está instalado en la cripta de la Iglesia de San Francisco Javier.
Creemos que es un punto cultural cacereño muy bonito para visitar.
Nosotros hicimos nuestra reserva a través de Viajes Volare Librilla en su agencia fisica de Librilla situada en la calle Murcia, 32 de Librilla. Nos organizaron un viaje magnifico muy barato y nos prepararon los sitios más recomendables de las ciudades que fuimos visitando. También podéis llamarles por teléfono al 968658388/663291617/663286952 o buscar vuestro alojamiento a través de su página web pinchando aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *