El arquitecto de la Basílica de San Pedro del Vaticano

Basílica de San Pedro del Vaticano

Es uno de los edificios más imponentes del mundo pero sabes quién fue el arquitecto de la Basílica de San Pedro del Vaticano.

Fachada de la Basílica de San Pedro del Vaticano
Fachada de la Basílica de San Pedro del Vaticano

El 18 de abril de 1506 el Papa Julio II colocaba la primera piedra para la construcción de la Basílica de San Pedro del Vaticano. Este edificio es el epicentro del cristianismo, pero desde aquí lo que queremos es resaltar su valor artístico e histórico.

El arquitecto encargado para realizar la obra fue Donato Bramante. Con él empezó la construcción, diferente a la basílica que conocemos ya que se trataba de un edificio cuadrado con plata de cruz griega ➕. Bramante muere y continúa la obra otro de los grandes artistas del momento, Rafael Sanzio. Rafael sigue las indicaciones de la proyección de Bramante pero a los pocos años de ponerse al mando fallece y tiene que retomar las obras otro gran artista, Antonio Da Sangallo el joven que continúa con el modelo inicial de Bramante.

En 1546 fallece Antonio Da Sangallo y se nombra como arquitecto a Miguel Ángel Buonarroti. La creatividad de Miguel Ángel se hizo patente ya que siguió con el proyecto inicial de Bramante pero añadiendo elementos. Reforzó los muros y los cuatro pilares centrales para elevar el edificio construyendo una gran cúpula muy superior a la del modelo inicial. La magnitud de la obra se alargó en el tiempo ya que el gran peso de la cúpula era un obstáculo para avanzar.

Miguel Ángel falleció en el año 1564 y continuaron con su gran obra los arquitectos Domenico Fontana y Jacobo della Porta. Tras la intervención de estos dos arquitectos ya estaba todo la remodelación de Miguel Ángel concluida. Solo faltaba colocar la fachada. Al morir Jacobo Della Porta se nombra arquitecto a Carlo Maderno quien tenía que ser encargado de construir una fachada que cerrará el templo de cruz griega proyectado por Bramante. Pero transformó la planta del edificio de cruz griega ➕ a cruz latina ✝️ alargando uno de sus brazos y construyó la actual fachada continuando con el muro perimetral proyectado por Miguel Ángel.

Basílica de San Pedro del Vaticano desde la Vía Della Conciliazione
Basílica de San Pedro del Vaticano desde la Vía Della Conciliazione

Con esta última intervención el edificio ya estaba terminando. Faltaba el interior y la plaza. En esos momentos, año 1624, el gran genio del Barroco Gianlorenzo Bernini es el encargado de realizar el Baldaquino bajo la cúpula y sobre la tumba de San Pedro. Concluye el Baldaquino y continúa con toda la decoración interior que es tal y como la conocemos actualmente.

Baldaquino de Bernini
Baldaquino de Bernini

Finalmente en el año 1656 se encarga a Bernini la construcción de la Plaza de San Pedro justo donde se encontraba el obelisco que se había colocado frente a la fachada como un símbolo de la victoria del cristianismo.

Datos curiosos

Curiosidades:
-La Basílica está dedicada a San Pedro y está levantada justo sobre su tumba. San Pedro es el encargado de las llaves del cielo y viendo la planta de la Basílica y la plaza desde arriba tiene forma de llave. Esto tiene más de mito que de realidad aunque la forma coincide. Yo creo que está hecho con intención ya que en el arte no se deja nada al azar, todo tiene una intención.

-El obelisco de la plaza es el único sin jeroglíficos ni inscripciones. Es conocido como “el testigo mudo” ya que estaba en el lugar donde crucificaron a San Pedro. Por lo que fue testigo de la muerte y es mudo al no tener ninguna inscripción.

-El obelisco estaba situado en una zona cercana del Vaticano, en el antiguo Circo de Nerón (comenzado por Calígula). El obelisco era una de los elementos de la Spina del Circo (el centro por el que giraban las cuádrigas de caballos en las carreras). Y del obelisco en su sitio actual hasta el Baldaquino de Bernini hay exactamente la misma medida de la Spina del Circo Romano de Nerón.

-La forma de la plaza es una elipse, no es circular. Y hay dos puntos estratégicos a los lados del obelisco desde donde desaparecen a nuestra vista las columnas traseras de la gran columnata viéndose únicamente una fila de columnas. Un efecto óptico muy chulo.

Para mi este edificio es una maravilla. Es una de las construcciones más impresionantes que existen. Sobrecoge pensar que el ser humano haya sido capaz de crear algo así en los siglos XVI y XVII.

Como veis, aquí no podemos decir el arquitecto de la Basílica de San Pedro del Vaticano fue (x) porque para realizar una obra tan extraordinaria hizo falta la participación de los más grandes artistas y arquitectos del momento.

La oferta turística de Roma es casi inabarcable por ello te recomendamos que si vas a visitar la ciudad reserves tu alojamiento aquí: ALOJAMIENTO EN ROMA

 

ENCUENTRA TU COMPLEMENTO IDEAL PARA VIAJAR EN LA LA TIENDA DEL VIAJERO

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *